BÀSQUET

BÀSQUET

dissabte, 25 de juny de 2016

PLANIFICACIÓN

Ha pasado mucho tiempo desde mi último post en esta plataforma. Desde la vuelta de la Copa del Rey en A Coruña, han pasado muchas cosas, entre las que cabría destacar que cambio de club. Dejo C.B.Calvià. Mi temporada 34 la pasaré en Básquet Pollença gracias a mi amigo Martí Vives y a la confianza que la directiva del club ha depositado en mi, en esta ambiciosa temporada. Un equipo infantil masculino y otro júnior del mismo género, serán mis ocupaciones en el club del nord de Mallorca esta próxima temporada. Solo un proyecto profesional podría hacerme cambiar planes.

Pero con este no pretendia hacer un repaso a estos meses, no. A propósito de la nueva temporada que se avecina y con un equipo en el inicio de su formación y otro en el final de ella en el horizonte (creo que entre la categoría júnior y la senior, falta un peldaño de otros dos años, pero ese es otro tema), quería reflexionar al respecto de lo que la mayoria de entrenadores van a ponerse a preparar en las próximas fechas: La planificación de un equipo en edad de formación.

¿Qué debe incluir una planificación de un equipo infantil, cadete, masculino, femenino...? Si es que
debe incluir algo más allá de la previsión de fechas de la temporada, previstas ya de antemano en cualquier calendario. ¿Es posible establecer en julio, qué debe trabajar un joven de 12 años en el més de diciembre? y si alguien piensa que si puede ¿No es posible que esté equivocado?

Me gusta hablar de baloncesto con  los entrenadores a los que tengo bien considerados y con los que me relaciono. Pienso que compartir ideas y modos de ver las cosas, así como metodologias varias, enriquece y si encima, porqué no decirlo, los entrenadores con los que tienes la suerte de compartir, piensan diferente a ti, pues mejor que mejor. En estos días he podido debatir con más de uno, al respecto de este tema y como consecuencia de ello, llegar a conclusiones.

En teoria, una planificación tipo debe incluir: cantidad de entrenamientos que vamos a realizar durante una semana, la duración de estos y los meses de que consta la temporada, en lo que al ámbito temporal se refiere. Respecto al contenido de las sesiones pues, las habilidades que vamos a trabajar, desde que punto de partida (en relación al diagnostico que nos llevemos de la temporada anterior o de la postemporada) y la progresión que va a tener cada una de las cargas en el tiempo. A saber: técnica individual, táctica individual y toma de decisiones, preparación física (para aquellos que no la vayan a trabajar integrada), táctica de equipo, conceptos de defensa individual, defensa o defensas zonales y defensa o defensas presionantes, todo ello distribuido entre los períodos: pretemporada, período competitivo, perídodo super competitivo y postemporada. Puede que falte o sobre algo.

Dicho esto, ¿Cómo sabemos el modo en que evolucionarán los jugadores, individualmente y como grupo? ¿Conocemos el nivel de los jugadores o jugadoras al inicio y la capacidad que tendrán para asimilar conceptos necesarios para avanzar al ritmo que hemos planificado? ¿Se les atascará alguna carga? Si es así, ¿Vamos a seguir adelante con la planificación y que espabilen? ¿Que espabilen los diez o los doce o solo algunos? ¿Vamos a correr el riesgo de olvidar algún concepto por seguir el "timeline" de una planificación? ¿Cuan rígida debe ser esa planificación?

En cualquier caso deciros que, quien me conoce sabe que llevo 33 años planificando cada uno de los entrenamientos diarios que realizo con cualquiera de los equipos que he entrenado durante estos años, pero en cuanto a la planificación de una temporada...

¿No es mejor planificar un pequeño período, que se yo, un microciclo de una semana y en función de los resultados de este, avanzar de forma concienzuda en lo que necesita cada jugador por separado y el equipo en general? De ese modo pueden darse los pasos atrás que sean necesarios para poder ir instaurando conceptos con cierto orden, como por ejemplo no jugar 2x2 hasta ser capaz de jugar 1x1 o no trabajar con defensa, hasta no tener suficientes argumentos para atacar 1x0. Otro problema que podría surgirnos es el "¿que es suficiente y que no?", o cuando puede darse el paso siguiente y cuando todavia no. ¿Puede una planificación hecha en julio, dictarnos los pasos a dar, o debe hacerlo  el trabajo diario?

Un entrenador del que aprendí en los inicios y al que le tengo muchísimo respeto, porque creo que es uno de los grandes formadores que hay en nuestro baloncesto, me enseño cuando yo era un neófito en la dirección, que en función de la actitud y predisposición potencial que tiene un equipo a una habilidad, por las características de los jugadores a nivel físico o talentoso, y siempre teniendo en cuenta que todo el mundo puede mejorar con trabajo, el tiempo a invertir en esa habilidad o en otra, debia ir en función a esa predisposición o capacidad de mejora. A pesar de lo que algunos piensan, no debe solo trabajarse aquello en lo que NO se és bueno, para poder aprenderlo, sino tambien en aquello en lo que SI se es bueno, para mejorarlo. Conviene pues recordar que, aunque no todo, el tiempo que gastes en trabajar un aspecto del juego con un equipo que, potencialmente no tiene cualidades para ello, puedes estar perdiéndolo y tal vez debes invertirlo en otro alternativo que si sea desarrollable por el grupo. Así pues... ¿sabemos como reaccionarán los jugadores a un cambio de categoria? Aquello que era suficiente para competir bien en una, ¿Lo será tambien en la superior?

No quiero decir qué debe o no debe hacerse. No quiero impartir ningún tipo de enseñanza, acabáramos, pero tal vez hay cosas que no las hemos tenido en cuenta durante un tiempo y compartiendo experiencias con entrenadores, un día empezamos a tenerlas presentes.